Cómo cultivar papaya

La papaya tambien conocido como lechosa se ha convertido en una de las frutas tropicales más consumidas en el mundo, aunque requiere una serie de cuidados muy especiales que suelen venir de la región de origen, lo cierto es que también la puedes cultivar papaya en tu jardín o terraza. A continuación se te muestra los consejos para poder hacerlo.

como cultivar papaya

¿Qué es la papaya?

La papaya es una fruta tropical, utilizada principalmente para la pulpa, generalmente de naranja, con un sabor dulce y jugoso. También se pueden utilizar las semillas secas. Se puede utilizar como fruta fresca, cocida o en diversas preparaciones como helados, refrescos y gelatinas. Es un alimento bajo en calorías y muy digestible.

Consejos para el cultivo de la papaya

Tierra utilizada para cultivar papaya

La tierra cultivada es un aspecto importante del cultivo de papaya porque puede crecer bien en suelos ricos (ricos en humus), ligeros, blandos, permeables y profundos. Debido a que sus raíces y tallos son suaves y esponjosos, no deben crecer en un suelo demasiado húmedo, denso y mal drenado, ya que esto puede provocar el pudrimiento de la raíz.

Riega el árbol de papaya

En cuanto a cómo cultivar la papaya, es importante regarla según su salud, vitalidad vegetal y clima. Un ejemplo es que cuando la temperatura es demasiado alta, el agua se evapora demasiado rápido y, en estaciones extremadamente frías, las raíces pueden pudrirse debido al riego excesivo. Es importante evitar el riego excesivo durante la temporada de frío.

Insecticida y desmalezado

No se recomienda el uso de herbicidas porque el tronco de la papaya no es muy leñoso y puede dañarse. Las malas hierbas deben eliminarse manualmente o con puntas. Evite el trabajo profundo, ya que esto puede dañar las raíces. Del mismo modo, el uso de láminas de polietileno negro en la superficie del suelo puede prevenir el crecimiento de malezas.

Puede colocar una bolsa de papel hasta que esté madura para proteger la fruta de las plagas. Resulta útil utilizar madera como soporte en el tallo para evitar que la fruta entre en contacto con el suelo.

Pasos para sembrar la papaya

 

  • La preparación antes de plantar es colocar las semillas en arena húmeda (musgo) durante 12 horas y luego cubrir con una capa de tierra.
  • Antes de plantar papaya, también debe preparar una mezcla de suelo adecuada: por lo tanto, el suelo, la arena y las hojas de turba y los terrones deben mezclarse en proporciones iguales. Antes de plantar, coloque dispositivos de drenaje, como arcilla hinchable o guijarros.
  • Para sembrar, es necesario recoger una gran cantidad de semillas para seleccionar los cogollos más fuertes. La distancia entre ellos es de 2 cm y la profundidad es de 2 cm. Después de la siembra, la tasa de germinación debe ser alta y es posible que vea la germinación después de 12-15 días.
  • En el caso de elegir papaya en maceta, es necesario rotarla para que el árbol reciba la luz del sol desde todas las direcciones.
  • Las plantas deben alimentarse dos semanas después del primer trasplante. De acuerdo con las instrucciones del fertilizante, deberá hacer un compuesto de fertilizante mineral cada dos semanas.
  • Por otro lado, la papaya responde bien a compuestos orgánicos (humus y fertilizantes). Durante el proceso de floración, se necesitan fertilizantes fosfatados y sales de potasio, y para el crecimiento, nitrógeno.

Cuidado la papaya

Debido al sistema de raíces poco profundas, el árbol de papaya en crecimiento no puede tolerar condiciones húmedas. Además, se deben enfatizar las condiciones de crecimiento mencionadas, y se deben cumplir las siguientes condiciones para que la papaya tenga un alto rendimiento.

plantar lechosa

Abonos y fertilizantes

Para hacer florecer la papaya, se necesita fertilizante. Cuando las plantas aún son jóvenes, se debe aplicar compost con ¼ de libra de fertilizante completo cada 14 días. Si es un árbol viejo, necesita de 1 a 2 libras de fertilizante por mes. Sin embargo, en los negocios, es necesario asegurarse de que el suelo se nutra de acuerdo con las necesidades del suelo.

La papaya necesita muchos fertilizantes, especialmente fertilizantes ricos en nitrógeno. Puede usar fertilizante completo o un fertilizante similar al estiércol de pollo. La papaya puede manejar bien los fertilizantes sólidos o frescos. Los árboles también necesitan riego para obtener un mejor rendimiento de frutos.

Reemplazar árboles viejos

Se recomienda plantar semillas de papaya todos los años para reemplazar árboles que tengan al menos dos años. Esto se debe a que los árboles viejos son muy grandes, lo que puede dificultar la recolección de frutos. Asimismo, se reduce la producción de látex obtenido de árboles.

Polinización

Para autofecundarse, debe elegir árboles hembras y hermafroditas con buenas flores. Posteriormente, debes pinchar dentro de la flor con un cepillo para llevar el polen al estigma. Ahora, debes tapar la flor polinizada con una bolsa hasta que esté fructífera. De esta forma, puedes obtener plantas monoicas. Esto te ayudará a evitar la reproducción de más machos a partir de sus semillas.

Beneficios de la papaya

Incrementa las defensas naturales (vitamina C)

  • La papaya aporta un alto contenido de vitamina C, por lo que 100 gramos de alimento pueden cubrir el 100% de la ingesta diaria recomendada de los adultos comunes. SE asegura que aporta más vitamina C que la naranja y a su vez aportando los siguientes beneficios: 
  • Ayuda a mejorar las capacidades de defensa natural del cuerpo.
  • Favorece la formación de colágeno (excelente proteína estructural).
  • Activar la absorción de hierro.
  • Efecto antioxidante sobre los radicales libres

Restaurar el equilibrio ácido-base del cuerpo (minerales)

Este fruto aporta minerales como fosforo, potasio, magnesio y calcio, que ayudan a reponer la proporción ácido-base del organismo. Siendo el contenido de magnesio y potasio  ligeramente superior, aunque no más que en otras especies vegetales.

Mejora el organismo en la piel (vitamina A)

La papaya cubre el 25% de la nutrición diaria recomendada para adultos comunes. Un nutriente que mejora la salud de la piel, las mucosas y el sistema inmunológico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba