Bienvenido a Cultivar es amor

Primeramente debes saber que la  alcachofa no solo es un alimento delicioso y refrescante, también se considera un recurso natural excelente para evitar y tratar diferentes afecciones metabólicas (como el colesterol o la presión arterial alta).Es por ello que se te enseñara a continuación desde los beneficios hasta cómo es  el proceso de cultivar este beneficioso vegetal.

alcachofas

¿Qué es la alcachofa?

La alcachofa es conocida por ser una hortaliza, los egipcios en su época lo llamaban cardo, y está compuesta por determinadas hojas verdes. Desde un principio procedía del Mediterráneo occidental, especialmente de Etiopía, pero a medida que fue transcurriendo el tiempo, su consumo y uso medicinal se hizo muy popular, y se trasladó a diferentes países, especialmente en regiones con climas moderados. 

Beneficios del té de alcachofas

Si bien las alcachofas son excelentes para preparar varios platos como sopas o guisos, todavía están impregnadas de una de las formas más populares de utilizar sus propiedades curativas, ya que ayuda a retener la mayoría de sus nutrientes. Todas las razones para beber té de alcachofa son las siguientes:

  • La composición de sus hojas es muy adecuada para disminuir la presión arterial
  • Es una rica fuente de antioxidantes que resguardan todo el cuerpo del daño de los radicales libres (causantes del envejecimiento) y resisten el estrés oxidativo.
  • Es excelente para mantener el control del colesterol y los triglicéridos, por lo que puede prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Poseen propiedades digestivas ayudando a normalizar los problemas causantes del estreñimiento y diversas enfermedades del estómago.
  • Es un excelente diurético que ayuda a la función renal,  eliminando desechos tóxicos y previniendo la retención de agua en el organismo, por lo que puede utilizarse como laxante natural para apresurar la pérdida de peso.
  • Es muy útil para favorecer la producción de bilis en el hígado, asimismo es muy recomendado para el tratamiento de gota, artritis y dificultades hepáticas.
  • Debido a su alto contenido de fibra vegetal, puede absorber los líquidos del estómago y brindar a las personas una plenitud a largo plazo. Este nutriente además ayuda a regularizar los niveles de azúcar en sangre y promoviendo a la vez la eliminación de las grasas.

¿Cuándo debes plantar la alcachofa?

Dado que puedes ajustar los huertos urbanos para una plantación exitosa, puedes sembrar estas plantas en casa.

Lo primero que debes considerar es el clima, ya que estas plantas eligen temperaturas bajas cercanas a los 23ºC durante el día y tan altas como 13ºC durante la noche.

Otro aspecto elemental es el suelo, aunque la alcachofa tiene el potencial de crecer en cualquier espacio, posee sus distinciones. Primero, el tipo de suelo debe ser arenoso y bien drenado para no inundar las raíces. Ya que el estancamiento del agua no es muy beneficioso para estas hiervas. 

Después de revisar todas esta situación, debe preguntarse ¿cuál es el mejor momento para plantar semillas? Al ser considerada una planta de baja temperatura, es recomendable que esperes entre finales de octubre y principio de enero para que empieces a plantar la alcachofa. También debes recordar que la cosecha es anual y merece cada segundo de cuidados.

Riego y recolección al plantar alcachofas

Cultivar alcachofas es un poco sencillo, porque hay que tener en cuenta el riego y que los tallos no se rompan. Por eso, debes tener presente estos cuidados elementales para mantener las plantas vitales y estables.

Riego

 Solo hidrata el suelo sin acumular agua, por lo que un buen drenaje es la elección perfecta para mantener la vida de las alcachofas.

Estas mismas dependen de una hidratación estable, es por eso que debes evitar que se sequen, para que su desarrollo sea optimo

Refuerza los tallos

 Una vez que veas crecer los tallos de la planta, debes reforzarlos con garrotes y sujetarlos con alambres al igual que se hace con las tomateras, ya que tomaran firmeza sus tallos  haciéndolos crecer más  fuerte y más erguido.

Cosecha

Cuando el color de la alcachofa está entre verde y morado ya estará listo para recolectar, para ello,  debes esperar aproximadamente 4 meses, el tamaño del indicador que se puede cortar es de unos 15 cm.

En el primer período, solo obtendrá cabezas de alcachofa, pero no se preocupe que en el transcurso de los siguientes años su desarrollo será más evidente. Ya que si, estas plantas están bien cuidadas, suelen durar muchos años, y a su vez, recibirán recompensas más positivas en las siguientes temporadas.

Principales plagas que atacan a las alcachofas

Mina de alcachofa

Es la hembra de esta plaga la que cava huevos en las hojas tiernas de alcachofa. Posteriormente, estas larvas se alimentan de los tejidos vegetales, lo que reduce el área foliar, tan importante que puede provocar verdaderos dolores de cabeza.

Barrenador

Este gusano perforador se esfuerza por alimentarse de los nervios de la hoja de alcachofa y, finalmente, llegar al tallo principal. El inconveniente principal surge cuando el crecimiento dl garrote se restringe o reduce, provocando enormes pérdidas económicas.

Polilla de la alcachofa

La plaga es causada por la pequeña Depressaria erinacella, que es una mariposa de color marrón y algo amarillenta que mide de 1 a 1,5 cm. Estas larvas carcomen el sistema nervioso central de la hoja de alcachofa. Cuando llega el frío, esta plaga de polillas permanecerá letárgica hasta la llegada de la primavera. En ese momento necesitas un especial control y mantenimiento de las alcachofas

Àfido

Existen varias especies de  pulgones (àfidos), que atacan los cultivos de alcachofa. La más problemática es el  Aphis fabae, puesto que soportan las temperaturas altas. Consiguiendo absorber gradualmente el néctar vegetal de la alcachofa, disminuyendo así su capacidad fotosintética.

¿Cómo puedes fertilizar las alcachofas?

Las alcachofas solicitan mucho abono. Es ideal un área donde se haya cultivado anteriormente la alcachofa. También debes agregar componentes orgánicos. Es excelente si es de origen animal.

Al principio, debes proporcionarle entre 7 y 10 kg / m2. Posteriormente, mientras la planta de alcachofa se va desarrollando puedes agregarle gradualmente mas abono.